• Equipo de Misión Waldorf

Las Escuelas Waldorf y la atención de Necesidades Educativas Especiales.

Actualizado: 8 jul

Muchas familias buscan escuelas waldorf cuando se han dado cuenta que la educación tradicional no funciona con sus hijos. Al ser una pedagogía que se centra en el desarrollo del Ser Humano en su Totalidad, atiende aspectos importantes para los niños que en las pedagogías tradicionales no se habían cubierto adecuadamente.


Se ha podido ofrecer este beneficio en algunos casos, por lo general cuando los niños han sido diagnosticados erróneamente a con Necesidades Educativas Especiales (NEE) (por ejemplo déficit de atención, dificultades de aprendizaje, alteraciones en la conducta o trastornos del espectro autista). Esto no quiere decir que todo diagnóstico de estas NEE sea equivocado, porque existen casos en las que las características y condiciones que hacen único a ese niño requieren de una atención adaptada a sus necesidades.




La pedagogía Waldorf se caracteriza, como se mencionó antes, por buscar el desarrollo del niño en su totalidad, esto quiere decir que el énfasis no se centra sólo en los aspectos académicos e intelectuales, sino que se da igual importancia a las actividades artísticas (dibujo de forma, acuarela, música), de contacto con la naturaleza (huerto) y manuales (tejido, carpintería).


Incluso en los contenidos académicos, el abordaje y presentación de éstos con los niños es muy diferente a lo que se hace en la educación tradicional y en otras pedagogías, se cuida la belleza y el contacto con la “experiencia” del niño en el aprendizaje, es decir, que lo “viva”, lo cual permite que conecte no sólo intelectual, sino también “emocionalmente” con el aprendizaje, si esto se logra de manera armónica, la experiencia de aprendizaje es positiva y el niño, de manera natural gustará de aprender y buscará por su cuenta acercarse al conocimiento, es decir, se desarrolla y fortalece la curiosidad por aprender.



La evaluación de los aprendizajes sigue la misma lógica de lo que estamos hablando, no existe una calificación, pues sería imposible “calificar” la totalidad de un Ser Humano, en Pedagogía Waldorf la evaluación se hace a través de la observación del maestro y de las actividades que se van desarrollando según el momento evolutivo del niño (guiado por la edad), existen actividades que tiene que “dominar” en el grado escolar, sin embargo no se exige que sea “al mismo tiempo” para todos, aquellos aspectos en los que cada niño tiene dificultades, se van acompañando de sus padres y su maestro para lograrlo.


Los aspectos emocionales y espirituales también se “nutren” con las actividades que se realizan en el día a día, en este punto cabe aclarar que las escuelas waldorf no son religiosas, con frecuencia se piensa que se abordan aspectos religiosos al cuidar de la espiritualidad de los niños, este es un tema que puede abordarse de manera muy amplia ya que la explicación de este punto requiere dicha extensión, pero no es la intención de este texto abordar ese punto, simplemente concluiremos asegurando que las actividades que se realizan en las escuelas waldorf no están orientadas hacia ninguna religión y de hecho son afines a la mayoría de ellas, un aspecto fundamental ya que la diversidad es bienvenida y celebrada en todas las escuelas waldorf.




Y esta diversidad de la que hablamos no es sólo religiosa, en las escuelas waldorf es bienvenida toda diversidad de nacionalidad, raza, religión, género o cualquier aspecto.


Es por estos aspectos que con frecuencia se piensa que las escuelas waldorf son escuelas para la atención de NEE, ya que en algunos casos se pueden atender algunas características asociadas a ellas, sin embargo, las escuelas waldorf no son escuelas de educación especial, ya que estas características en los niños requieren de preparación y especialización de sus maestros, además de cuestiones de logística, instalaciones organización y estructuración de las actividades y la institución, es decir, preparar todo el espacio para atender adecuadamente sus necesidades, lo cual no siempre es posible realizar en un espacio que no está orientado para brindar este servicio.


Sin lugar a dudas, la integración y abordaje de NEE en la Pedagogía Waldorf es un área de importante que aún está en desarrollo, sabemos que en países de primer mundo existen formaciones para maestros que permiten especializarse en ello, incluso algunas escuelas que ofrecen espacios adaptados y exclusivos para niños con NEE, y ofrecen enormes beneficios. Desafortunadamente en nuestro país, aún no existen espacios para la formación y atención de las NEE.


Como educadores, es un tema que nos preocupa y nos ocupa, pues una de nuestras metas es poder ofrecer un espacio que atienda a todas las necesidades que los niños puedan tener. Mientras tanto, como escuela regular, hacemos nuestro mejor esfuerzo para ofrecer una opción armoniosa y respetuosa de los niños, para acompañarles espiritual, emocional y cognitivamente en su desarrollo, para que desarrollen todas sus capacidades.




15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo