top of page

Bullying: una alternativa efectiva para prevenirlo.

Bullying una alternativa efectiva para prevenirlo

Mexico tiene el primer lugar mundial en bullying, según las estadísticas mundiales contra el bullying 2022-2023 de la ONG Bullying sin fronteras, se reportan 270,000 casos , esto es, 7 de cada 10 niños y adolescentes viven esta situación cada día (1) y estos son los casos que se reportan, tristemente hay muchos más que no llegan a ser visibilizados. Nos encontramos frente a una situación preocupante que demanda que las familias y los espacios educativos tomemos acciones efectivas con urgencia.


Niños jugando juntos tomada de pexels

¿Qué es Bullying?


Es importante aclarar que no todos los comportamientos podemos etiquetarlos como bullying, puede haber comportamientos que forman parte de las experiencias de aprendizaje entre personas de corta edad que están en un proceso normal de desarrollo y que deben orientarse adecuadamente -por ejemplo morder alrededor de los 3 años-; en otras ocasiones, son conductas que buscan establecer límites deseables en las cuales los adultos podemos apoyar para el mejor afrontamiento posible -por ejemplo, elegir no jugar con una persona.


Sin embargo, actualmente es común el uso indiscriminado de este término en situaciones sin duda preocupantes, pero que no corresponden a una situación de acoso como tal. Definir con precisión es importante pues nos permite elaborar adecuadamente un afrontamiento efectivo para cada una de las situaciones considerando todas las variables -no solo la conducta aislada o separada del momento evolutivo o del contexto.


Entendemos por acoso escolar o bullying “aquella conducta agresiva, intencional y persistente que se manifiesta entre escolares y que implica un desequilibrio de fuerza o poder físico, psicológico, social o de otro tipo, real o percibido, entre un individuo o grupo agresor y la/s víctima/s”. (2)


Parte de esta problemática se gesta en los aprendizajes que se dan en la familia, muchas veces de manera indirecta o incluso por omisión. No poner límites o validar las experiencias internas de los niños o adolescentes, no orientar adecuadamente sus conductas de afrontamiento ante las emociones o no trabajar en nuestras propias reacciones ante nuestras emociones es trabajo de los adultos y cuando no lo realizamos adecuadamente ponemos a los niños y adolescentes a nuestro cargo en una situación vulnerable.


Características del Bullying


En el extremo “agresivo” podemos observar conductas de afrontamiento agresivas o violentas ante emociones como frustración, tristeza, ansiedad o miedo que han sido evitadas (distraer la emoción para no sentirla, en el caso de la tristeza por ejemplo, decirle que no se sienta así, que no llore), que no han tenido límites realistas (expresarla sin dañarse a sí mismo, a los demás o a las cosas) o que en pos de validarlas han sido potencializadas (permitir golpear cuando se está enojado) son algunos ejemplos – no los únicos – de cómo, sin querer, podemos promover este tipo de comportamiento.


Y del otro lado, cuando existen conductas pasivas ante emociones como el miedo o la tristeza, hay reacciones bien intencionadas que pueden potencializar sentimientos de indefensión, inseguridad y desesperanza. Regañarles para que se defiendan, decirles que no sientan miedo, obligarles a pelear física o verbalmente, no regular el enojo de los adultos y abusar de la fuerza fisica o verbal que tenemos, humillarles para que mejoren, no hablarles de sus fortalezas, son algunos ejemplos de cómo – sin querer – dificultamos la situación para estos niños y adolescentes.


Adolescentes caminando en el parque

Causas del Bullying


Hay múltiples causas de esta situación y sería poco realista asegurar que existe una única explicación para todos los casos, especialmente para aquellos niños y adolescentes que tienen conductas generadoras de bullying.


Indudablemente implica componentes emocionales que no se han atendido adecuadamente en las familias y que en ocasiones los espacios educativos no tienen la conciencia, capacitación, sensibilidad o conciencia para atender efectivamente.


Además, a nivel social la desconexión emocional que se exige para alcanzar altos estándares en el rendimiento académico, empeora la situación. Los programas educativos rara vez atienden al área emocional, espiritual y de valores de los niños y adolescentes, antes bien, los desconecta, pues es la única manera de cumplir con esas demandas y el estrés que genera la educación de alto rendimiento.


Un contexto de competencia y alta exigencia, de demandas poco realistas y estándares de conocimientos y logros inalcanzables (en el sentido de que siempre se exige más) ponen a los niños y adolescentes en una situación demasiado estresante y confusa, es comprensible que lidiar con estos sentimientos les cueste mucho trabajo, sobretodo porque dentro de las exigencias que tienen encima es el no sentirse estresados o confundidos, o será visto como un indicador de insuficiencia, debilidad o incapacidad.


Ya se ha mencionado que no es el único factor, pero es comprensible que mientras más estrésados y privados emocionalmente se encuentren los niños y adolescentes, mayor será la probabilidad de ejercer o recibir conductas de acoso escolar.


Indudablemente, tanto para quienes ejercen como para quienes reciben estas conductas de acoso es una situación complicada, especialmente para los segundos. Sin restar responsabilidad, hay que recordar que muchos niños y adolescentes que tienen conductas de acoso hacia otros, han recibido a su vez este tipo de conductas en el pasado – o incluso, continúan recibiendolas en el presente.


Niños en el salón de clases


Alternativas efectivas contra el bullying


Hay mucho trabajo por hacer, cuando las familias y los espacios educativos – porque no sólo es un problema de los niños y adolescentes - están en una situación de bullying es cero efectivo generalizar y hablar de soluciones concretas que apliquen para todos los casos, en muchos de ellos se requiere el trabajo interdisciplinario de profesionales expertos en el tema para dar un tratamiento integral y eficaz.


Este texto tiene la intención de compartir una perspectiva más amplia y algunas buenas prácticas que nuestra experiencia nos ha brindado, que ojalá pudieran ser de utilidad en más contextos para juntos trabajar consistente y eficazmente en la erradicación del bullying. Sin lugar a dudas, los espacios educativos deben hacer todo lo que esté a su alcance para asegurar a los niños y adolescentes un espacio de seguridad, protección y respeto.


En Misión Waldorf trabajamos activa y concientemente para ofrecer un espacio 100% libre de bullying, lo cual requiere de la comunicación y presencia atenta de los padres de familia y el cuerpo docente, además de eso, hemos identificado algunas características esenciales de nuestro modelo educativo y de nuestra comunidad, que de manera natural promueven este ambiente de armonía, respeto y amistad que nos blinda contra el bullying y con gusto compartimos.

Alternativa efectiva para prevenir

Educar al Ser Humano en su Totalidad


Es común que al educar haya sesgos importantes y los niños y adolescentes sean vistos parcialmente, centrados en un número de calificación o en en lugar de aprovechamiento que ocupan en una lista.


En nuestra comunidad somos un espacio educativo en donde existen exigencias asertivas y evaluaciones personalizadas. Esto es, las exigencias asertivas se refieren a las expectativas y objetivos de acuerdo al momento evolutivo (no solo la edad) y las características de cada niño, no es realista esperar que los niños aprendan y dominen capacidades que aún no tienen (y que es normal no tener, pues están en desarrollo), igualmentees poco viable que todos sean iguales y logren sus objetivos al mismo tiempo y de la misma forma.


Las evaluaciones personalizadas no incluyen un número, sino una descripción de las capacidades, aptitudes, actitudes, logros y áreas de oportunidad en las áreas cognitiva, emocional y social. Cada uno tiene áreas en que se le facilitan y dificultan cosas, y juntos niños, padres y maestros trabajamos para fortalecer y promover el desarrollo integral de todas las áreas, y ¿lo mejor? Los compañeros se apoyan para lograrlo.


En un ambiente de cooperación y apoyo entre pares, no hay lugar para el bullying.


Bullying una alternativa efectiva para prevenirlo

Educar desde la Aceptación


Con mucha frecuencia los espacios educativos buscan -de muchas formas- unificar a sus alumnos, pero esto no permite que cada uno Sea, si bien es necesario tener criterios que permitan dirigirnos hacia un mismo objetivo, limitar la expresión individual de manera tajante y permanente no solo es perjudicial a nivel individual, sino también limita oportunidades interesantes de aprendizaje para la comunidad.


Una de las formas en las que en Misión Waldorf permitimos la expresión de la individualidad es evitando los uniformes, cada uno puede sentirse cómodo con su vestimenta y es bienvenido, por supuesto que tenemos ciertos parámetros, especialmente para cuidarnos del clima y de posibles accidentes. Las diferencias son bienvenidas y aceptadas de manera natural, la forma de vestir de cada uno permite expresar su individualidad, que cada uno sea diferente es lo normal en nuestra comunidad, todos los miembros están “acostumbrados” a ellas y por eso no hay ninguna reacción diferente a la aceptación, tolerancia y respeto.



Educar sin estrés


Educar sin estrés es algo que muchas personas creen imposible, desafortunadamente se ha normalizado el estrés en los espacios educativos , cuando no debe ser así. Los niños y adolescentes deberían estar cómodos, tranquilos y relajados en su escuela porque esto facilita el aprendizaje. Los exámenes y las tareas son dos de los elementos que más generan estrés en el contexto escolar, tanto a los niños y adolescentes, como a sus padres - y maestros.


Aunado a esto y a lo innecesarios que resultan para hacer una evaluación efectiva, en nuestra comunidad no hay exámenes porque como ya se ha comentado, evaluamos de manera integral.


El trabajo en clase y el monitoreo del educador son suficientes para tener la seguridad de que los aprendizajes, habilidades, destrezas y actitudes se están consolidando. Nuestros niños no viven el estrés que puede generar un examen y su calificación, que sabemos que no necesariamente nos muestra con certeza que se ha aprendido y que en muchas ocasiones tiene efectos negativos, cuando hay una “baja” calificación.


Cuando los niños en sus primeros años de vida aprenden a estar en contacto consigo mismos, a validar sus emociones, pensamientos y necesidades, cuando son respetados y vistos como seres humanos en su totalidad, cuando su entorno es ármónico y seguro, cuando pueden estar relajados, tranquilos y felices mientras aprenden sin duda se crea una relación muy distinta con el aprendizaje, con el entorno escolar, con los demás y consigo mismos.


Puede haber múltiples puntos de vista al respecto, los cuales consideramos válidos, para las familias que son parte de nuestra comunidad estos puntos funcionan para proteger a los niños en sus primeros años de vida, que es cuando están más vulnerables, brindandoles un entorno seguro, respetuoso y ármonico en un espacio que comparten con sus compañeros y maestros muchas horas a la semana.


Si esta forma de vivir la educación y la escuela hace sentido para ti y tu familia, te invitamos a conocernos, acércate para agendar una cita y presentarte nuestro proyecto, nuestra comunidad está siempre abierta a familias concientes, que buscan educar para la libertad.


Equipo Misión Waldorf




Fuentes de la información:

(1) ONG Bullying sin Fronteras (2023). Estadísticas Mundiales de Bullying 2022/2023. Publicadas en https://bullyingsinfronteras.blogspot.com/2023/04/estadisticas-mundiales-de-bullying.html

(2) Bullying-aggressive behavior among students. J Pediatr (Rio J). 2005;81 Suppl 5:S164-72.



31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page